La red brasileña de comunicación O Globo informo a través de su servicio informativo que autoridades de ese país han iniciado las obras del futuro corredor bioceánico que unirá las ciudades de Campo Grande, Matto Grosso do Sul en Brasil, una de las mayores zonas productivas del vecino país para la exportación, cruzará el Chaco Paraguayo y llegará hasta las costas chilenas atravesando territorio argentino.

Según datos del mencionado informativo, la zona desde donde se inicia la ruta produce unos 30 millones de dólares en exportación de maíz, soja algodón, carne, papel y celulosa para Estados Unidos y Asia. Toda esa producción hoy sale por Santos y Paranagua para posteriormente optar por 3 rutas alternativas hacia esos mercados, como la Patagonia, el canal de Panamá o a través de uno más distante como Sudáfrica.
Es por ello que surge la necesidad de un corredor bioceánico que atraviesa Sudamérica permitiendo un ahorro de 8 mil kilómetros de navegación, unos 6 días aproximadamente.
Estas obras cruzaran el Chaco Paraguayo, luego ingresaran a territorio argentino por Jujuy, para llegar a Chile por San Pedro de Atacama finalizando en dos lugares, Iquique y Antofagasta.
Referentes del sector transportista y de la producción mencionaron que beneficiará a los países y reducirá costos a los transportistas.
Dentro del proyecto, la obra más importante será el puente entre las localidades fronterizas de Puerto Murtiño del vecino país y Carmelo Peralta de Paraguay. Actualmente ambas localidades solo se unen a través del cruce de balsas, permitiendo el traslado solamente de vehículos pequeños.
Según se informó el costo aproximado de la obra será divida entre Paraguay y Brasil, que será de unos 140 millones de reales, aproximadamente 42 millones de dólares.
Explicaron que el Paraguay necesita asfaltar unos 600 km de ruta a través del Chaco y asumió el compromiso para iniciar las obras el próximo año en el mes de febrero.
Luego en cuanto al cruce por territorios de Argentina y Chile no existirían mayores dificultades ya que las rutas están en buenas condiciones y los vehículos del Brasil están preparados para todo tipo de terreno.
La obra se prevé su terminación en unos tres años.
Destacaron incluso que no solo servirá para la integración comercial sino incluso abarcara lo cultural, ya comentaron que las universidades de los 4 países ya se preparan para la nueva integración que acercaran los pueblos.